Sábado , 22 Junio 2024
Inicio / Hardware / Estados Unidos tendrá su fábrica de chips en Colorado

Estados Unidos tendrá su fábrica de chips en Colorado

En un movimiento estratégico para fortalecer la cadena de suministro de semiconductores y reducir la dependencia de fábricas extranjeras, el Departamento de Comercio de Estados Unidos ha anunciado una inversión significativa en la empresa Microchip Technology.

Estados Unidos tendrá su fábrica de chips en Colorado

Estados Unidos tendrá su fábrica de chips en Colorado es la noticia que ha estado en los principales medios de tecnología del mundo. Esta compañía recibirá la suma de 162 millones de dólares en incentivos del gobierno con el objetivo de aumentar la fabricación de semiconductores y microcontroladores (MCU) de origen estadounidense, componentes esenciales para una variedad de sectores, incluyendo vehículos, electrodomésticos, dispositivos móviles, routers de internet, aviones y el sector industrial de defensa del país.

Respuesta de EEUU al bloqueo de China

La asignación de fondos se distribuirá en dos frentes: 90 millones de dólares se destinarán a la mejora de una planta en Colorado Springs, Colorado, mientras que 72 millones de dólares se invertirán en la expansión de una fábrica en Gresham, Oregon.

Esta estrategia tiene como objetivo triplicar la producción nacional de Microchip Technology, consolidando así la capacidad de fabricación de componentes críticos en suelo estadounidense.

Esta decisión surge en un momento clave, marcado por la llamada “Guerra de Chips” entre Estados Unidos y China, donde ambos países buscan asegurar su supremacía en el ámbito de la tecnología y la fabricación de semiconductores. En un movimiento similar, China ha demostrado su interés al invertir en startups especializadas en tecnologías avanzadas, como SEIDA, enfocada en Optical Proximity Correction (OPC), un software esencial para la manufactura de microprocesadores.

El gobierno estadounidense, consciente de la importancia estratégica de los semiconductores en la economía y la seguridad nacional, ha tomado medidas para fortalecer la producción interna. La inversión de 162 millones de dólares no solo busca garantizar la fabricación de componentes esenciales para diversos sectores, sino que también pretende crear 700 empleos en la construcción y la industria tecnológica en la próxima década, según destacaron representantes del gobierno.

Brainard destacó la importancia estratégica de esta medida al mencionar que, de haberse incrementado antes la fabricación de chips en Estados Unidos, se podrían haber evitado los problemas de abastecimiento que afectaron los precios de vehículos y dispositivos electrónicos al final de la crisis del coronavirus en 2021. Aunque la inflación ha disminuido desde entonces, los efectos de los aumentos bruscos de precios han impactado en la popularidad del presidente Joe Biden.

Esta iniciativa se suma a otras acciones tomadas por el gobierno estadounidense para impulsar el desarrollo y la fabricación de semiconductores en el país. La firma en agosto de 2022 de la ‘Ley bipartidista CHIPS and Science’, que asigna más de 52 millones de dólares para este propósito, y las recientes “ayudas” o “incentivos” de 35 millones de dólares a BAE Systems en diciembre para expandir una planta en New Hampshire, muestran el compromiso continuo de Estados Unidos en fortalecer su posición en la competencia tecnológica global.

En un contexto donde la tecnología de vanguardia y el armamento bélico son aspectos cruciales, estas inversiones buscan posicionar a Estados Unidos como un actor líder en la producción de semiconductores, asegurando su autonomía en un sector crítico para la economía y la seguridad nacional.

También puedes ver...

Los chips Clover Trail de Intel no serán compatibles con Linux

Intel ha anunciado que su nuevo chip Atom “Clover Trail“, a pesar de ser x86, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *