Inicio / Tecnología / Los estadounidenses son los más adictos a los teléfonos inteligentes

Los estadounidenses son los más adictos a los teléfonos inteligentes

Las personas en el mundo pueden verificar su teléfono inteligente hasta 47 veces en el día y en la madrugada también lo verificamos, dormimos con el teléfono cerca de la almohada y antes de acostarnos verificamos todas las noticias y videos de las redes sociales. Ahora bien ser adictos a los teléfonos ¿Es sano para las personas? ¿Has llegado algún limite?

Las personas en el mundo vagan en las calles distraídos y adictos a el teléfonos

Puede existir un apego masivo al dispositivo inteligente el cual al parecer es el culpable de que las personas anden en las calles con los ojos clavados en el teléfono, sin mirar a los lados y que adicional a esta conducta también le inculcamos a nuestros hijos recién nacidos, a ser adictos a los teléfonos inteligentes.

Pero todo no es malo, hay algunas personas que están tratando de romper con la adicción al teléfono, casi 50 por ciento de los estadounidenses encuestados por Deloitte dice que están haciendo un esfuerzo consciente por reducir o limitar el uso de su teléfono. Noticia que alegra mucho ya que el primer paso es reconocer que se tiene un problema de adicción.

Así se vea algo tan sencillo o un problema básico a la adicción al teléfono ha acabado hasta con relaciones de parejas, amigos y de trabajos. La distracción por parte de los humanos es bastante grande. La mitad de los estadounidenses se levanta en la madrugada para checar su móvil y continuar durmiendo.

Una de las recomendaciones que se pueden dar a quienes sufren esta adición es desactivar las notificaciones o mantenerlo en silencio.

Otra es apagarlo y dejarlo fuera de la habitación para que luego que ya hayas realizado tus hábitos mañaneros lo enciendas para ver qué hay de nuevo.

Para nada es recomendable ver el teléfono antes de acostarse, debes verlo por lo menos 90 minutos antes de dormir.

Acerca de laredacciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *