Inicio / Noticias / Jawbone se va del mercado para enfocarse exclusivamente al mundo de la salud

Jawbone se va del mercado para enfocarse exclusivamente al mundo de la salud

Malas noticias para los poseedores de una pulsera cuantificadora Jawbone, así como para los amantes de los wearables y los dispositivos de fitness. Según fuentes fiables les han confirmado que Jawbone dejará de fabricar y vender wearables al gran público para centrarse exclusivamente en la venta de productos directamente a las clínicas y a los profesionales de la salud. Al parecer Jawbone ya habría encontrado inversores para llevar a cabo este giro en su negocio, y no tardará en anunciarlo.

Aunque fue todo un éxito, Jawbone ya ha decidido llegar a su fin

Fundada en 1999Jawbone alcanzó la fama con sus altavoces y auriculares bluetooth, cuyas técnicas de anulación del ruido llegaron a utilizarse a nivel militar. Hace unos años la compañía fundada en San Francisco dió el salto a los wearables. Sus pulseras cuatificadoras Jawbone Up Move, Up2 y Up3 tuvieron un gran éxito en todo el mundo gracias a sus buenas prestaciones y bajo precio.

Pero en los últimos meses las ventas no han acompañado a los lanzamientos, un problema que no es achacable sólo a Jawbone. Según la empresa analista de mercados eMarketer, las previsiones de crecimiento del sector de los wearables han caído en un 40%, al no conseguir enganchar a los usuarios, más allá de los amantes del fitness y el ejercicio físico. Competir en este negocio es muy complicado, pues exige renovar el hardware todos los años, afrontar grandes riesgos, y los beneficios apenas alcanzan el 30% del precio del producto. Sin embargo algunas empresas están consiguiendo buenos resultados especializándose en dispositivos tecnológicos de alto precio que se venden directamente a las clínicas o a profesionales del fitness, y no al gran público. Las ventas son menores en cantidad pero el margen de beneficios es mucho mayor. Según TechCrunch, ese es el camino que tomará Jawbone en las próximas semanas.

Acerca de laredacciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *