Inicio / Juegos de casino / La tecnología cambia el paradigma de las apuestas deportivas

La tecnología cambia el paradigma de las apuestas deportivas

apuestas deportivas caballos

Las apuestas deportivas llevan presentes en nuestro imaginario colectivo desde hace décadas. Apostar se ha apostado siempre. Existen referencias al respecto desde los textos de los antiguos griegos. No obstante, la apuesta deportiva como juego de azar regulado, se ha venido desarrollando principalmente desde principios del siglo XX, teniendo su origen en las carreras de caballos de Reino Unido.

En aquel momento, las carreras eran el deporte de moda y acudir al hipódromo era la manera más divertida de socializar para la aristocracia y la alta burguesía. Pero los tiempos cambian. Ahora se apuesta a todo tipo de eventos deportivos e incluso musicales (como Eurovisión). Sin embargo, si bien es cierto que el fútbol es el deporte dominante, al césar lo que es del césar.  La hípica sigue siendo un gran acontecimiento social, sobre todo en el país británico y en otras naciones pertenecientes a la Common Wealth.

Este costumbrismo ha sido representado repetidamente en una gran cantidad de películas y producciones audiovisuales. Desde los más modernos dramas de época como Donwton Abbey, hasta las más clásicas películas de ciencia ficción como Regreso al futuro. En cualquier caso, estas representaciones, por distintas que sean entre sí, comparten siempre un lenguaje común. Y es que el mundo de las apuestas deportivas tiene una jerga propia, unas reglas, unas estadísticas y toda una serie de figuras asociadas a este microcosmos siempre cambiante. ¡Pero ojo! No cambian las figuras. Cambia el medio.

Es bien sabido que durante mucho tiempo sólo se podían realizar apuestas oficiales in situ, esto es, en el lugar donde se realizaba el evento deportivo. Con el tiempo empezaron a abrirse establecimientos especializados conocidos como casas de apuestas. Y ahora en la actualidad, es difícil encontrar un salón de juegos, casino o bingo que no te permita practicar esta modalidad de juego de azar. Pero las figuras siguen siendo las mismas; sigue habiendo un jugador que apuesta, un corredor que administra e incluso un pronosticador o tipster que aconseja.

La esencia pura de una apuesta deportiva es la de un jugador que apuesta sobre los resultados de un evento. Todo lo demás es susceptible a adaptarse o morir. Y aquí es donde entra la tecnología.

Las cosas de palacio van despacio y, aunque la revolución tecnológica ha tardado en cambiar el paradigma de las apuestas deportivas, tarde o temprano tenía que pasar. La falta de leyes específicas que regularan el juego seguro responsable en línea ralentizó lo inevitable. Pero con la ley de regulación del juego de 2011 ya vigente, el jugador, que tenía que desplazarse para realizar sus apuestas ha abrazado internet y se ha dejado llevar por una tendencia tan lógica como razonable.

La aparición de plataformas de juego online ha puesto sobre la mesa ventajas difíciles de rechazar para un usuario acostumbrado a hacer todo con su smartphone. Y es que las apuestas deportivas online te permiten apostar en cualquier momento del día y en cualquier lugar, a la vez que te ofrece métodos alternativos de pago y cobro de premios. 3 de las virtudes más deseadas por cualquier usuario de tecnología.

También puedes ver...

El asombroso crecimiento de los juegos de apuestas y casino online para móviles

Son muchísimas las posibilidades que se han abierto gracias al avance tecnológico de los móviles, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *