Miércoles , 28 Octubre 2020
Inicio / Internet / ¿Qué es un proxy y como diferenciarlo de un VPN?

¿Qué es un proxy y como diferenciarlo de un VPN?

La seguridad ha pasado a ser uno de los puntos críticos de la historia reciente de internet. Se han visto muchos casos donde las empresas vulneran la confianza de los usuarios robando o compartiendo sus datos. En la actualidad existen dos tecnologías de seguridad que han tomado relevancia: VPN y proxy.

Se puede llegar a confundir las funciones y beneficios, son dos cosas tecnologías diferentes pero que tiene un mismo fin: enmascarar la dirección IP. Esto lo logran conectando el ordenador a uno que sea remoto, por lo que nunca se muestra la IP real.

¿Qué es un proxy?

Para tener claro, cuando un usuario se conecta a internet y accede a un sitio se envía utilizando la dirección IP del ordenador en cuestión de manera directa al servidor web. Por lo que resulta muy fácil el saber quien está haciendo la solicitud. Esto puede cambiar cuando se hace uso de un proxy.

Cuando la conexión se hace a través de un proxy lo que sucede es que se hace uso de un intermediario web, por lo que primero se envía la solicitud al proxy y este se encarga de enviarla al sitio que se desea ver. Una vez que se recibe la respuesta, es el proxy quien la envía al usuario y no el servidor web donde está alojada la página. Esto permite que la dirección IP no sea mostrada en una primera instancia y sea complicado el poder rastrearla.

Uno de los beneficios que tiene el proxy es que permite ser un usuario anónimo en cualquier sitio, así como también la posibilidad de evitar restricciones de contenidos por geolocalización. Esto quiere decir que si en China esta bloqueado al acceso a Google, con un proxy se puede simular que el usuario se encuentra en Estados Unidos. Realmente, es un método que se viene usando desde hace muchos años.

¿Qué es un VPN?

La confusión se ha comenzado a dar a partir del desarrollado de las VPN, que es la forma en que se abrevia Virtual Private Network o Red Privada Virtual. Se trata en esencia de un servidor que enmascara la dirección IP.

Una de las grandes diferencias entre el proxy y el VPN, es que el primero solamente se puede emplear dentro del navegador web o para una sola aplicación. Mientras que el VPN es útil para usarlo en todas las apps o en un entorno al mismo tiempo.

El VPN tiene como ventaja que se puede crear túneles, esto quiere decir que se cifra toda la información que pasa a través del cliente VPN y lo hace mediante un protocolo TLS o IPSec. Esa es la forma en la cual trabaja esta tecnología de seguridad. La cual es una de las mejores de todos los tiempos.

La opción que más te convenga depende realmente de lo que necesitas. Si solamente deseas acceder a una página web tal vez la mejor opción sea solo un proxy, pero si quieres acceder a Facebook desde la app sin que sepan tu IP puedes usar un VPN.

 

También puedes ver...

La importancia de la seguridad en la nube para tu negocio

La tecnología nos ha facilitado el poder trabajar desde casi cualquier lugar, gracias al desarrollo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *